Dermoabrasión

La Dermoabrasión es un procedimiento destinado a minimizar o eliminar las pequeñas arrugas, cicatrices e irregularidades inestéticas de la piel, mejorando las capas superficiales de la piel mediante un método de abrasión quirúrgica controlada. Este procedimiento disminuye o elimina las irregularidades de la epidermis, dando a la piel una apariencia más suave.


Adiposidad localizada

Las adiposidades localizadas durante años fueron consideradas como una consecuencia del aumento de peso general o de la obesidad. Con estudios metabólicos y endocrinológicos mas profundos quedó claramente establecido que la adiposidad localizada, llamada también obesidad localizada, responde a mecanismos y causas distintas, que la de la obesidad general, pudiéndose definir como una situación totalmente independiente, que a veces puede o no acompañar al sobrepeso.

Es probable que algunos malos resultados obtenidos en el tratamiento de esta problemática se deban al mal diagnóstico del origen y a las causas del trastorno.

Es muy importante tener en cuenta la forma corporal que cada persona tiene preestablecida, por herencia o genética, factores hormonales, metabólicos, circulatorios, etc; y fundamentalmente factores predisponentes.

La ubicación preponderante de estas adiposidades en la mujer es en la cara externa de las piernas, también llamada en pantalón de montar; en abdomen, en los flancos o costados del abdomen superior, y a nivel de cara interna de las rodillas, entre otras.

Muchas veces junto con la adiposidad se puede sumar la celulitis y también trastornos circulatorios, lo que implicaría una terapéutica distinta y complementaria.


Celulitis

La celulitis comúnmente se conoce como el cúmulo de tejido adiposo en determinadas zonas del cuerpo, formando nódulos adiposos de grasa y toxinas. Otros nombres para esta entidad son: Lipodistrofia ginecoide, Síndrome de Piel de Naranja, Piel en "Colchón".

Entre el 85% y el 98% de las mujeres después de la pubertad presentan algún grado de celulitis, siendo más frecuente en unas etnias que en otras. Parece haber un componente hormonal en su desarrollo; en los hombres es raro encontrar celulitis.

Existen distintos grados de celulitis, celulitis blanda, celulitis dura y la más conocida es la celulitis esclerótica (piel de naranja).

El cuadro de celulitis es el resultado de una alteración de la circulación de la capa grasa (hipodermis): el tejido graso crece y las paredes laterales se engrosan formando hoyuelos; por eso son importantes los ejercicios físicos como correr, para reforzar los músculos de los glúteos y muslos.

La mesoterapia es una técnica terapéutica que puede ayudar a controlar la celulitis. En el tratamiento anticelulítico se combina la alimentación con el ejercicio físico y la vida al aire libre.


Talasoterapia

La Talasoterapia es un método terapéutico que se basa en la utilización del medio marino (agua de mar, algas, barro y otras sustancias extraídas del mar) y del clima marino como agente terapéutico. Es totalmente natural, el agua se recoge a más de 1000 metros de la orilla, se depura y esteriliza para garantizar la ausencia de agentes patógenos antes de su aplicación en los distintos tratamientos. Etimológicamente proviene del griego “Thalasso” que significa mar y “Therapeia”, terapia.

La historia de la talasoterapia es paralela a la historia de las aguas termales. Existen escritos de Hipócrates que recomienda la utilización del agua del mar como terapia para algunas dolencias. En Egipto, se utilizaba la talasoterapia, y aparecieron papiros en los que se hablaba del poder del clima y los lodos del Nilo.

En la época romana tiene su auge la talasoterapia. Al igual que el termalismo, las conocidas termas romanas y el estudio de nuevos tratamientos con aguas minero-medicinales repercuten en el estudio y aplicaciones marinas.

En la época Medieval comienza a decaer su utilización hasta llegar al siglo XVIII, que renace el interés por la hidroterapia y se crean nuevas técnicas de aplicación con agua de mar.

En el siglo XIX comienza a utilizarse la talasoterapia en el sector turístico, haciendo que esta técnica se conozca más y aumente su demanda, apareciendo las grandes villas de salud, en las que se aplicaba esta técnica al igual que el termalismo.

Las propiedades de la talasoterapia están en relación al agua, las algas y el aire. Esta terapia esta basada en el entorno marino y el agua del mar, que contiene más de 80 elementos necesarios para el buen funcionamiento del organismo humano, teniendo algunas de ellas las características de ser antitumorales, antibacterianas y antivirales.


Crioterapia

La crioterapia es una técnica fisioterápica basada en la aplicación de frío sobre el organismo con fines terapéuticos.

El estímulo frío sustrae calor del organismo, enfriándolo. La intensidad de actuación dependerá de distintos factores como son la diferencia térmica entre el agente y la piel y la rapidez con la que se aplica. Cuanto más rápido y más frío, mayor efecto terapéutico. Los mejores efectos se obtienen en aplicaciones cortas.

Los efectos que produce la crioterapia, en un estímulo de corta duración, provocan como primera reacción una vasoconstricción con descenso de la temperatura local. Si el estímulo es de larga duración se ponen en marcha otros mecanismos, como el aumento del metabolismo de glúcidos y grasas en hígado y músculos, produciendo una contracción muscular.

Los efectos terapéuticos de la crioterapia se pueden resumir en:

  • Antiinflamatorio, analgésico, antiespasmódico y reabsorción de edemas, por lo que está indicado en casos de apendicitis, peritonitis agudas, vómitos, ya que es relajante del estómago. Procesos cardíacos en general, procesos hemorrágicos, enfermedades vasculares periféricas.
  • Traumatismos mecánicos como contusiones, fracturas, desgarros musculares y hematomas, porque disminuye el edema y el dolor.
  • Procesos inflamatorios, inflamaciones bacterianas ya que el frío disminuye la toxicidad bacteriana.
  • Inflamaciones reumatoideas agudas y subagudas. El frío disminuye la destrucción del cartílago y el dolor.

Fangoterapia

La fangoterapia une dos elementos, la tierra y el agua, como métodos curativos. Consiste en aplicar cierta cantidad de barro sobre la piel y dejarlo reposar durante el tiempo que se estime conveniente hasta que quede absolutamente seco. La clave del barro la proporcionan los minerales que contiene y que, también, aporta el agua. Los primeros en descubrir los beneficios del fango fueron los egipcios. Ellos lo utilizaban muy a menudo para tratar inflamaciones, heridas cutáneas e incluso, el reuma.