Antiage

Tratamiento innovador con células madres de origen vegetal que mejoran arrugas y líneas de expresión. Protege a las células madres de la piel frente al estrés oxidativo, retardando el envejecimiento.


Despigmentantes

Elimina esas manchas provocadas por el sol o por la edad. Con nuestros tratamientos te ayudaremos a disminuir de forma progresiva esas manchas.


Peeling

Tratamiento que renueva las células eliminando la piel muerta que en muchas ocasiones da una apariencia de una piel desvitalizada o manchada, provocada por las células muertas que no permiten la oxigenación a la piel.


Lifting sin cirugía

Utilizamos una técnica francesa que mejora la flaccidez, alisa las arrugas, los tejidos de escote, cuello y rostro, mejora la circulación y oxigena la piel desde la primera sesión.


Limpieza profunda

Facial profundo te ayudará a la eliminación de células muertas con una exfoliación, la extracción de impurezas y la aplicación de productos hidratantes dándole más vida y luz a tu piel. El tratamiento incluye:

  • Limpieza profunda
  • Extracción
  • Exfoliación
  • Hidratación
  • Revitalización de la piel
  • Aplicación de sueros específicos

Párpados y contorno de ojos

Los ojos son el termómetro que marca el estado general de la persona: la salud, el insomnio, el estrés, e incluso el estado de ánimo, quedan reflejados en la piel que los rodea.

El contorno de los ojos es una de las zonas más frágiles del cuerpo pero también una de las más agradecidas si recibe los cuidados necesarios. Tener una mirada atractiva depende fundamentalmente de un contorno de ojos libre de arrugas y flacidez. Con este objetivo te ofrecemos un tratamiento específico.


Fotoenvejecimiento

Envejecimiento es el proceso por el cual cualquier órgano del cuerpo disminuye su función y su capacidad de reserva, incluyendo la piel. Fotoenvejecimiento es cuando a este proceso intrínseco, se superponen los daños inducidos por exposición crónica a los rayos ultravioleta (RUV), que desencadenan la mayor parte de los cambios en la apariencia de la piel asociados a la edad.

La mejor manera de tratar el fotoenvejecimiento cutáneo es su prevención en las fases iniciales. La clave radica en el uso continuado de los filtros solares adecuados desde la infancia hasta la edad adulta. Por tanto, la fotoprotección será siempre la primera medida dentro del esquema terapéutico del fotoenvejecimiento. Es importante recalcar la necesidad de utilizar productos con un factor de protección de al menos 15 frente a radiación UVB y UVA, aplicándolo treinta minutos antes de salir a la calle y repitiendo su uso a las 3 horas si continúa la exposición solar.


Tratamiento farmacológico

El tratamiento (basado en la combinación de cosméticos) promueve una diferenciación celular para que sea la misma célula la que elimine el daño recibido por la irradiación solar. Si bien existen muchos fármacos que pueden actuar de esta forma, el más eficaz es la tretinoína. En este grupo también se utilizan los alfahidroxiácidos (AHAs), ácido ascórbico, ácido salicílico, despigmentantes, ácido tióctico, retinol, ASC-III...

La tendencia actual es combinar los retinoides tópicos con los AHAs, ácido salicílico y ácido ascórbico, de modo que las cremas que contengan tretinoína o isotretinoína se aplicarían de noche y durante el día se aplican las que contengan ácido glicólico, vitamina C o ácido salicílico, que se presentan individualmente o combinadas en un mismo producto.

La combinación de los retinoides con estos últimos es mejor tolerada y proporciona una mejoría más completa. Parece no obstante prudente en los tratamientos combinados comenzar únicamente con ácido glicólico y a los 15 días añadir tretinoína.

Los retinoides tópicos se aplican por la noche en la cara, excepto en el párpado superior y a 1 cm del borde ciliar del párpado inferior. Muchas personas no lo toleran en el cuello. Puede aplicarse en los antebrazos y en el dorso de manos. El programa de tratamiento debe incluir el uso suplementario de cremas hidratantes y filtros solares durante el día. Los efectos beneficiosos comienzan a notarse a partir del tercer mes, siendo los resultados máximos al año, debiendo seguir a partir de aquí un tratamiento de mantenimiento a razón de tres veces a la semana para mantener los resultados conseguidos.

Los alfahidroxiácidos (AHAs) presentan la ventaja respecto a los retinoides de no ser fotosensibilizantes, pudiendo ser empleados durante el verano.


Tratamiento químico

Se refiere a los peelings, que eliminan físicamente la mayor parte de alteraciones de la piel con la destrucción de epidermis y parte de la dermis, que serán reemplazadas por una nueva epidermis y tejido conectivo dérmico.


Tratamientos físicos

Dentro de los tratamientos de Dermoabrasión Láser los más utilizados son el láser de CO2 y el láser de Erbium Yag. Con estos láseres conseguimos una penetración controlada en la piel, permitiendo llegar a la profundidad deseada. Si se trata de corregir arrugas superficiales o de profundidad intermedia es efectivo el tratamiento con láser de erbio, utilizando el láser de CO2 si las arrugas son más profundas. El procedimiento produce buenos resultados con un perfil óptimo de seguridad, si bien el riesgo de complicaciones y el resultado final dependen en gran parte del cuidado de la piel antes y, sobre todo, tras el procedimiento.

Rosácea

La rosácea es una enfermedad crónica que afecta la piel y a veces los ojos. Los síntomas incluyen enrojecimiento, granos o espinillas y en etapas más avanzadas, el engrosamiento de la piel. En la mayoría de los casos la rosácea sólo afecta la cara.

La rosácea es una patología que se observa frecuentemente. Suele iniciarse con una tendencia a que la cara se ponga colorada, y en ocasiones este enrojecimiento se puede extender al cuello y el escote.

Además, la rosácea puede presentar otros signos como pequeñas pápulas, pústulas, telangiectasias (que son pequeños vasitos sanguíneos visibles a simple vista sobre la piel), enrojecimeinto brusco con calor facial ante determinados estímulos, y sensibilidad extrema ante los cambios de temperatura y humedad del ambiente, así como a los cosméticos, etc.


Acné

Elimina todas esas imperfecciones de tu rostro con nuestro tratamiento anti-acné que te ayudará en la eliminación de brotes, espinillas, pápulas, pústulas.

La piel del rostro tiene más segregaciones grasas de lo normal y cuando los poros se bloquean esto produce puntos negros, puntos blancos e infección que se manifiesta en forma de barros con cabeza o sin ésta.

Si, es herencia de tus padres. Pero el acné puede agravarse por problemas hormonales, estrés y algunos dermatólogos creen que la alimentación y estilo de vida también influyen.

Se caracteriza por la presencia de comedones, pápulas, pústulas, quistes y nódulos en cara, cuello, parte superior del tronco y hombros. Es típico en adolescentes, y según la intensidad de las lesiones, se habla de varios tipos.

  • Acné comedón o Comedoniano: Sólo aparece la seborrea de la piel con numerosos comedones. Es la forma más leve.
  • Acné papuloso: Gran cantidad de comedones muchos de ellos inflamados. No aparecen o lo hacen en pequeño número las lesiones con pus.
  • Acné atrófico: En ocasiones un acné papuloso, sobre todo si es muy intenso, evoluciona dejando pequeñas oquedades y cicatrices en la piel.

Involución cutánea

La fuerza tensil de la piel, se hace más resistente a los cortes y esto es dado por los cambios que se producen en el colágeno.

Hay una disminución del consumo de oxigeno y se elimina más anhídrido carbónico a través de la piel.

El pelo se afina y en el hombre disminuye en la cara, mientras que en la mujer aumenta o se engrosa. Habrá menor elasticidad, aumento de la calvicie.

La involución cutánea puede considerarse como un deterioro progresivo de las funciones a nivel molecular.

La teoría inmunitaria del envejecimiento, sostiene que con al edad muchos sistemas orgánicos sufren alteraciones morfológicas y funcionales.


Piel eritrósica

Existen diferentes grados de sensibilidad cutánea:

Piel sensible: La piel se enrojece, tira, pica. Estos síntomas son la forma que tiene la piel de expresar su sensibilidad natural. A veces se nace con esa sensibilidad (las pieles muy claras, pieles de personas pelirrojas, pieles secas y finas, pieles atópicas, con antecedentes de eczema en la infancia).

Piel intolerante: La piel se irrita ante la más mínima agresión, se descama y arde. Pueden aparecer áreas enrojecidas de forma permanente. Esta es la manera que tiene la piel de decir que no tolera más agresiones como exceso de sol, olas de frío, productos de higiene decapantes, cosméticos agresivos, habitualmente toleradas por piel normal, se vuelven insoportables para este tipo de piel.

Piel alérgica e hipersensible: en algunos casos la piel hipersensible puede reaccionar volviéndose alérgica a los productos que hasta entonces soportaba perfectamente. Un perfume, un conservante, o un simple filtro de un producto cosmético pueden provocar reacciones alérgicas agudas: picazón, rojez, erupción cutánea, eczema, urticaria de contacto. Esta es la forma que la piel tiene de expresar su hipersensibilidad.