Esencias que transforman

Las Flores de Bach son una serie de esencias naturales con propiedades terapéuticas que se emplean para el tratamiento de los desórdenes afectivos y emocionales (temor, incertidumbre, odio, resentimiento, falta de interés en general, desesperación, etc.) que pueden crear fisuras en los pilares de la personalidad para finalmente, desgastar y enfermar físicamente al organismo.

La técnica cuenta con la ventaja de no tener contraindicaciones y no crear dependencia ni provocar efectos secundarios. Es inclusive compatible con cualquier tipo de tratamiento de medicina tradicional o alopática.

Los Florales

El sistema floral de Bach está compuesto por 38 Esencias. Cada una de ellas posee características peculiares y actúa en emociones diferentes. Estas esencias pueden mezclarse según cada caso para lograr una mayor efectividad en el tratamiento.

Recomendación: Son recurrentes los casos de personas que intentan automedicarse con los florales. Iniciar un tratamiento resulta mucho más complejo y es conveniente que un terapeuta floral forme parte del mismo.