Un camino hacia la estabilidad física, emocional y mental

Esta es una invitación a brindarnos un espacio para mejorar nuestra calidad de vida y bienestar. Un espacio donde encontrarnos con nosotros mismos y dejar atrás las tensiones, preocupaciones e incertidumbres cotidianas.

El Yoga, una práctica con más de 3000 años de antigüedad, utiliza varias técnicas psicocorporales que, implementadas de acuerdo a las necesidades o problemáticas personales, permite:

  • Reducir el stress, controlar el peso y el dolor
  • Fortalecer y tonificar el cuerpo
  • Aumentar la energía y flexibilidad
  • Desarrollar la autoconfianza
  • Purificar y tonificar el sistema nervioso
  • Mejorar el equilibrio y la coordinación
  • Masajear y activar órganos internos
  • Reducir la depresión y ansiedad
  • Mejorar la memoria y la creatividad

El Yoga es útil para mantener o mejorar la salud física. Ayuda a estar en forma y a relajar el cuerpo y la mente, aumentando la energía.

La práctica del yoga ayuda a la liberación de pensamientos y emociones negativas, desarrollando fuerza de voluntad y confianza en uno mismo.

El yoga trabaja sobre los Chakras (centros de energía localizados en determinadas partes del cuerpo).
Trabajando sobre esos centros, lo que hacemos es armonizar la zona y permitir que la energía fluya.